Caducidad - Prescripción

Caducidad – Prescripción


 La Caducidad


Cuando la Administración inicia un procedimiento sancionador, debe finalizarlo antes de un plazo determinado legalmente. Así, el plazo máximo en que debe dictarse y notificarse la resolución que resuelva el procedimiento es de seis meses desde que se acordó su iniciación, sin perjuicio de lo dispuesto para el procedimiento simplificado en el artículo 238.

Si ha transcurrido el plazo (6 ó 2 meses) sin haberse resuelto y notificado la resolución administrativa el procedimiento caducará y se procederá al archivo de las actuaciones si lo solicita el interesado o bien de oficio por el órgano que tuvo que resolver, y ello excepto en aquellos casos en que el procedimiento se hubiera paralizado por causa imputable a los interesados o se hubiese acordado su suspensión.

El plazo de caducidad para los procedimientos simplificados es de dos meses.

Por este motivo es muy importante controlar las fechas de notificación de las resoluciones.


La prescripción


En muchas ramas del Derecho se produce la prescripción de acciones por el transcurso de los plazos legalmente exigidos. Así, cuando se pasa los plazos de prescripción no se podrá ejecutar la sanción que se haya impuesto.

En materia de extranjería debemos tener en cuenta la particularidad de la prescripción para el caso de la sanción de expulsión, ya que si la sanción impuesta fuera la expulsión del territorio nacional, la prescripción no empezará a contar hasta que haya transcurrido el periodo de prohibición de entrada fijado en la resolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: