La Sentencia a recurrir desestima la oposición a resoluciones administrativas de protección de menores, aun cuando considera que queda constatada la mejora en las capacidades marentales de la madre, la cual está siguiendo el camino para la reintegración de los menores bajo su guarda, si bien la sentencia continua diciendo que la mejora de las capacidades no es el único elemento a considerar, puesto que debe valorarse su suficiencia en la mejora a la vez que el estado actual de los menores para garantizar que su retorno sea exitoso.

La misma sentencia que se recurre considera en base a la doctrina jurisprudencial que no basta con una evolución positiva de la madre biológica, ni con su propósito de desempeñar adecuadamente su papel de madre, sino que es menester que esta evolución sea suficiente para restablecer la unidad familiar en condiciones que supongan la eliminación del riesgo de desamparo de los menores, y «máxime considerando que las medidas adoptadas – acogimiento en centro – tienen carácter transitorio».

Ahora bien, el recurrente entiende que deben aumentarse las visitas de la madre con los hijos para potenciar la relación maternofilial, puesto que es precisamente esa evolución y ese carácter transitorio y el hecho de que la declaración de desamparo y la adopción posterior de una medida de protección no debe impedir la comunicación, la relación y las visitas del niño o el adolescente con sus familiares, salvo que el interés superior del niño o el adolescente haga aconsejable su limitación o su exclusión. Interés superior que la sentencia no dice que quede afectado por las visitas de la madre con los hijos, visitas que son cada quince días.

Ya os iré informando y publicaré el recurso de apelación y la propia sentencia que se recurre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: